miércoles, 11 de agosto de 2010

Canción de una amada






1. Lo sé, amada: ahora se me cae el pelo por mi vida salvaje,
y me tumbo en las piedras. Me veis beber el aguardiente más
barato, y camino desnudo al viento.

2. Pero hubo un tiempo, amada, en que fui puro.

3. Tuve una mujer que era más fuerte que yo, como la hierba
es más fuerte que el toro: se vuelve a erguir.

4. Ella vio que yo era malo, y me amó.

5. No preguntó a dónde conducía el camino, que era su camino,
y quizás iba hacia abajo. Cuando me dio su cuerpo, dijo:
esto es todo. Y fue mi cuerpo.

6. Ahora ya no está en ningún lado, desapareció como una
nube cuando ha llovido, la abandoné y cayó, pues ése era su camino.

7. Pero de noche, a veces, cuando me veis beber, veo su cara,
pálida en el viento, fuerte y vuelta hacia mí, y me inclino ante
el viento.


Autor: Bertolt Brecht
Fotografía: 320 × 238 - 38 k - jpg - 4.bp.blogspot.com/.../s320/hierba.jpg

3 comentarios:

Carnets dijo...

bello texto, susurros. Qué gran suerte tener una compañera que recorra con nosotros el camino de la vida. Yo la tengo y doy gracias a ... le doy las gracias a ella, que tanto me aguanta. Los dos peinamos ya canas y nos hemos peleado muchos años. Besos.

El Viejo @gustín dijo...

Siempre publicando hermosos textos
Esme.
1 beso

MentesSueltas dijo...

Paso y dejo mi saludo...

Te abrazo
MentesSueltas