domingo, 22 de marzo de 2009

Tus Pies


Cuando no puedo mirar tu cara
miro tus pies.


Tus pies de hueso arqueado,
tus pequeños pies duros.


Yo sé que te sostienen,
y que tu dulce peso
sobre ellos se levanta.


Tu cintura y tus pechos,
la duplicada púrpura
de tus pezones,
la caja de tus ojos
que recién han volado,
tu ancha boca de fruta,
tu cabellera roja,
pequeña torre mía.


Pero no amo tus pies
sino porque anduvieron
sobre la tierra y sobre
el viento y sobre el agua,
hasta que me encontraron.

Autor: Pablo Neruda

Fotografía: www.mundofotos.net/foto/negro_blanco/670046/piesblanco-y-negro - 16k -

2 comentarios:

eduprecidente (con c ) dijo...

Susurros, Como el gran Pablo, yo diría lo mismo de tus ojos, de tu boca, de tu pelo, de cada centímetro de tu cuerpo, no porque sean tuyos sino porque me encontraron, y uno ama al mundo comenzando por una mujer, y hoy me olvido de la literatura, me olvido que sos Susurros, pero no me olvido que sos mujer.

Besos
Edu

entreprincipesyrevolucionarios.blogspot.com/ dijo...

Eduardo: Hoy te haz empeñado en hacerme sonrojar, agradezco tus palabras, que me dan un mimo antes de partir al trabajo.
Me encanta este poema, es como admirar una escultura, comenzar por su base, y recorrer sus caminos que conducen sin duda alguna a la palabra que embriaga resuena y apropia.
Alguna vez pensaste que cuando nos aman o amamos, quedan en nosotros tantos artilugios para recordar y recrear aquello que nos embelesa.
Edu a veces dejar de lado al poeta y pasarle el micrófono al sentimiento que no busca elocuencias rítmicas, es muy placentero.

Besos de la mujer que se autodenomina
Susurros